Sin categoría

¡EN FRAMBUA, HOY TOCA COCINAR!

 Esta semana, dejamos los zapatos en la puerta y nos plantamos el delantal, ¡¡porque toca cocinar un bizcocho de zanahoria!!

Así es, es oficial, la navidad está aquí y qué mejor excusa que estas fechas para preparar, y sobre todo enseñaros, una receta que en mi familia, ¡nos encanta!

Vamos a cocinar un bizcocho de zanahoria, un postre que costó calar en nuestras mentes (¿Quién podía imaginar que un postre de zanahoria podría estar bueno?) ¡Pero sí y mucho…está que te mueres!

Os traigo una propuesta fácil, sobre todo para las que no seáis muy cocinillas y podáis sorprender estas navidades con un postre tan tan rico. Eso sí, lo más importante lo dejamos para el final, cuando decoremos el bizcocho.

Y para las que tenéis niños pequeños, es ideal para tenerlos muy entretenidos es esta época. Nosotros cocinamos con dos mini pinches de cocina de 1 y 2 años, encargados de la decoración. ¡más divertido no pudo ser!

¿Estáis preparadas con los delantales puestos? ¡Allá vamos! Lo primero, vamos a preparar todos los ingredientes:

  1. 200 g zanahorias peladas (cortadas en 2 o 3 trozos)
  2. 160 g azúcar (la receta original lleva 200g)
  3. huevos
  4. 120 g aceite de girasol
  5. 1 chorrito vainilla o azúcar vainillado
  6. 120 g harinas de repostería
  7. 1/2 cucharadita canela
  8. 1 cucharadita bicarbonato
  9. 1/2 cucharadita sal
  10. 100 g nueces picadas gruesas
  11. 1/2 cucharadita levadura química
  12. 1 cucharada colmada azúcar glass

Cuando tengamos todo lo necesario, estaremos listas para triturar las zanahorias junto con el aceite. En un recipiente a parte echamos los huevos y los batimos con el azúcar, añadiendo luego la pasta de zanahoria que ya tenemos preparada. Por último, incluimos la harina y la levadura tamizadas y mezclamos con cuidado. Además, tendremos que añadir (como os indico en la lista), un chorrito de vainilla, bicarbonato, sal, nueces picadas en la batidora y fundamental no olvidar darle, el toque de canela.

En el siguiente paso, engrasamos el molde, aunque si no queremos engrasar el molde, también podemos poner papel para cocinar alrededor para evitar que se nos pegue en el recipiente. Precalentamos el horno a 180º y una vez alcanza la temperatura dejaremos el bizcocho unos 30 minutos. Controlando el tiempo de la manera más clásica… pinchando con un palillo o la punta de un cuchillo. Sabremos que está listo cuando estos salgan limpios.

Para darle más dulzor al bizcocho, haremos una crema de queso, en la que batiremos juntos estos ingredientes:

  1. 350 gramos de azúcar glass
  2. 200 gramos de queso para untar (philadelpia)
  3. 50 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
  4. Un chorrito de esencia de vainilla

Para terminar… Este último paso lo dejo en vuestras manos y según vuestro nivel creativo… Así que ¡VAMOS A DECORAR!

Como era de esperar, he querido darle el toque Frambuã, para celebrar el año tan emocionante que hemos tenido, del que vosotras sois responsables en gran parte. Frambuã sigue creciendo día a día por todas las que apostáis por un calzado de calidad, hecho con todo el cariño del mundo. Quiero felicitaros las navidades de la manera más cercana que conozco. ¡Los sueños se consiguen con esfuerzo y en Frambuã seguimos y seguiremos soñando a vuestro lado!

¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!

Rebajas en Últimos Pares - Envíos y cambios gratis en Península- Descartar

No hay productos en el carrito